Luxación de hombro

Resuleva sus dolores
¡Y VIVA MEJOR!

La articulación del hombro es la más móvil del cuerpo humano, lo que hace que también sea la más inestable. Está formada por la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea del omóplato o escápula, donde ésta se mueve en todas las direcciones. Debido al nombre de los huesos que la componen se llama articulación escapulo-humeral.
Su luxación se produce en más del 90% de los casos hacia la parte anterior, muy a menudo, a consecuencia de un traumatismo sobre el brazo en abducción y rotación externa.

SÍNTOMAS DE LA LUXACIÓN DE HOMBRO
Los síntomas que aparecen son dolor muy agudo que imposibilita cualquier movimiento y, lo más característico, la deformidad del hombro.

TRATAMIENTO DE LA LUXACIÓN DE HOMBRO
Lo primero que hay que hacer es reducir la luxación de hombro, es decir, volver a colocar la cabeza del húmero en su sitio. Esto se consigue llevando a cabo unas maniobras de tracción y rotación del brazo, que realizará un especialista. Después daremos paso a la inmovilización, en la mayoría de los casos por medio de un cabestrillo. Según la gravedad de las lesiones, la inmovilización durará de 2 a 3 semanas.
Hay que valorar el estado de todas las estructuras que rodean la articulación, ya que puede haber lesiones en cápsula, ligamentos, tendones, nervios, vasos sanguíneos, o incluso alguna fractura de hueso.